RSS Feed for This PostArticulo

Instrucciones para el Buen Morir

Esta es la segunda entrega de esta serie que se esta publicando en el Diario Reforma, le inclui el video al que hace

Betty Peters es parte de una organización que ofrece alternativas más allá de la ley a quienes deseaban terminar voluntariamente con su vida

Luis De Uriarte

Ciudad de México (20 de mayo de 2008).- Los turistas de la muerte: Segunda parte

Betty Peters coincide perfectamente con el prototipo de la t√≠¬≠pica abuelita. Su sonrisa podr√≠¬≠a servir para anunciar chocolate caliente o alguna residencia paradisiaca para ancianos. Sin embargo, lo que ella demuestra, tijeras y cinta adhesiva en mano, es c√≥mo hacer en casa una “exit bag” o “bolsa de salida”, una “artesan√≠¬≠a” que usted puede colocar en la cabeza y apretarla en torno al cuello con el prop√≥sito de… √ā¬°morir asfixiado!

El video titulado “Doing It with Betty” (“H√°galo con Betty”) es parte del contenido del sitio de internet de Exit International, una ONG australiana dirigida por el m√©dico Philip Nitschke que promueve la eutanasia y difunde distintos m√©todos para ejecutarla. Uno de ellos, es viajar a M√©xico para obtener un medicamento veterinario restringido que, en una dosis suficiente, puede hacer que una persona caiga en un sue√Īo profundo y muera.



Betty, a sus 70 y tantos, no ten√≠¬≠a computadora y mucho menos internet, pero el video de tres minutos que se puede consultar en YouTube ha generado bastante atenci√≥n e inter√©s de la audiencia. Adem√°s de las 9 mil 500 visitas que suma, la BBC de Londres y el The New York Times se han contactado con Exit para solicitarle una entrevista. Ahora su nieta, de 16 a√Īos, le ha ayudado a comprar una computadora y est√° por ense√Īarle a navegar por la web.

Miembro de Exit durante los √ļltimos cuatro a√Īos, Betty trabaj√≥ durante medio siglo como enfermera y despu√©s como maestra de enfermer√≠¬≠a.

Lo primero la convirtió en testigo del enorme sufrimiento de muchos enfermos terminales, razón por la cual apoya la eutanasia, asegura en una entrevista telefónica con Grupo Reforma desde Melbourne, Australia.

Lo segundo, le dio las tablas necesarias para demostrar de manera sencilla y con naturalidad diversos procedimientos m√©dicos, habilidad que ahora aprovecha para explicar la confecci√≥n de la “exit bag”. Como una veterana actriz de TV, termina su spot con una sonrisa: “Si quieres lucir bien, ve a arreglarte el cabello, porque la bolsa te lo estropea”.

Betty sabe que su video puede ser visto por personas que no deber√≠¬≠an tener acceso a √©l. “Hasta donde entiendo, en internet se pueden encontrar cerca de 400 m√©todos para suicidarse, as√≠¬≠ que la gente que tiene esa intenci√≥n de todos modos encontrar√° instrucciones para hacerlo”.

“Creo que los padres deben vigilar lo que sus hijos est√°n consultando. Lo que hacemos nosotros palidece ante las atrocidades que uno puede encontrar en la red. Si bien es cierto que los videos pueden ser vistos (por gente no indicada), no creo que sea un gran problema”, argumenta.

Toda su familia, incluida su nieta, apoya su labor en Exit. ‘√ā¬°Abuela, est√°s loca!’, me dice mi nieta. Pero creo que siempre ha pensado eso de m√≠¬≠”, cuenta mientras se adivina su sonrisa a la distancia.

Sobre su propia muerte no sabe si utilizar√° una “exit bag” o no. “Tengo mi kit, al igual que mi hermana, no porque estemos deprimidas o seamos miserables, sino porque queremos tener control sobre nuestras propias vidas si llega el momento en que sintamos que estamos sufriendo demasiado. Pero quiz√° el sufrimiento sea una cosa positiva. Saber si puedo superarlo podr√≠¬≠a ser un reto… pero no lo s√©”, reflexiona.

En cuanto al uso del medicamento veterinario que los australianos vienen a comprar a México, Betty cree que, si bien es una alternativa más, no es para todo mundo.

“Mi m√©todo es menos sofisticado, pero tambi√©n es confiable, indoloro y barato. No quiero prescindir del dinero necesario para viajar a M√©xico. Tengo mejores cosas que hacer, as√≠¬≠ que no es para m√≠¬≠”.

Seg√ļn Exit International, el uso correcto de la “exit bag” garantiza una muerte pac√≠¬≠fica.

La ‘opci√≥n mexicana’

Adem√°s del video de Betty, la p√°gina web de Exit International da opci√≥n a otros m√°s. Uno es acerca de John Elliot, un m√©dico de 79 a√Īos que padece una enfermedad terminal y decide viajar a Z√ļrich en 2007, en compa√Ī√≠¬≠a de su esposa, para quitarse la vida amparado en las leyes suizas que permiten la eutanasia.

Otro video muestra a un grupo de hombres y mujeres entre 55 y 94 a√Īos de edad elaborando una pastilla letal denominada “peaceful pill” (“p√≠¬≠ldora de la paz”) utilizando una cafetera modificada para usar en una estufa.

El sitio incluye tambi√©n las fechas de 38 sesiones informativas y talleres a realizarse por toda Australia y Nueva Zelanda, adem√°s de una visita a Londres, Inglaterra, a lo largo de este a√Īo.

El calendario de actividades destaca que estas reuniones son gratuitas y tienen como objetivo introducir el tema de la eutanasia voluntaria a los asistentes. Terminadas las reuniones, Exit lleva a cabo talleres que exploran “a detalle” temas como legislaci√≥n, redacci√≥n de testamentos y lo que denomina “opciones ultramarinas”, como ir a morir a Suiza… o viajar a M√©xico.

El objetivo de quienes deciden la “opci√≥n mexicana” es comprar en M√©xico el pentobarbital s√≥dico esterilizado para uso veterinario, tambi√©n conocido como Nembutal, un sedante derivado del √°cido barbit√ļrico que los veterinarios utilizan para sacrificar animales, pero que en pa√≠¬≠ses como Holanda, Suiza y B√©lgica, donde la eutanasia est√° legalizada, es considerado el mejor medicamento para practicar la muerte asistida.

Tanto en Australia como en M√©xico, los barbit√ļricos son f√°rmacos controlados, pero est√° comprobado que en Tijuana se pueden adquirir simplemente preguntando por ellos.

Los barbit√ļricos fueron sintetizados por primera vez en 1864 por Adolph von Bayer, y se cree que su nombre se debe a que se inventaron en el d√≠¬≠a de Santa B√°rbara.

Para los a√Īos 50, exist√≠¬≠an ya m√°s de 20 marcas. El medicamento pod√≠¬≠a ser recetado por el m√©dico de la familia para facilitar el sue√Īo, e incluso para calmar a beb√©s cuando estrenaban dientes.

Sin embargo, una sobredosis de Nembutal podí­a ser fatal. Muertes famosas asociadas con esta droga incluyen a Marilyn Monroe, Judy Garland y Jimmy Hendrix.

Quien decida hacer uso del Nembutal con su bebida alcoh√≥lica favorita, es muy probable que no logre terminar su vaso. En uno o dos minutos, la dosis correcta de Nembutal provoca un sue√Īo profundo del cual ya no se despierta. La causa de muerte: paro respiratorio.

‘Mejor que recetar penicilina’

En 1996, el Gobierno local del territorio norte de Australia aprobó por apenas un voto de diferencia el Acta por los Derechos de los Enfermos Terminales, la primera en su tipo en el mundo. Philip Nitschke fue el primer médico en ejercerla y ayudó a morir a cuatro de sus pacientes.

Un a√Īo despu√©s, el Gobierno federal derog√≥ la legislaci√≥n local.

Fue entonces cuando Nitschke fundó Exit International con el objetivo de ofrecer alternativas más allá de la ley a aquellas personas que deseaban terminar voluntariamente con sus vidas.

“Promover una reforma legal es s√≥lo parte de nuestra tarea. Reconocemos que las personas (adultos racionales) tienen derecho a obtener informaci√≥n sobre opciones para terminar con sus vidas, independientemente del estatus legal. Proveer informaci√≥n sobre opciones para concluir la vida es el objetivo principal de Exit”, explica el sitio web de la organizaci√≥n, patrocinada por este ex guardabosque.

“Estoy muy molesto por la manera en la que los pol√≠¬≠ticos del Gobierno federal australiano nos quitaron nuestra ley y la quiero de vuelta. No me gusta perder, y aqu√≠¬≠ estamos 10 a√Īos despu√©s luchando para que nos la regresen”, se√Īala el nuevo “doctor Muerte” en su di√°logo con Grupo Reforma desde Sydney.

Nitschke siempre ha apoyado alg√ļn movimiento social. Cuando era estudiante de f√≠¬≠sica (se gradu√≥ con una especialidad en f√≠¬≠sica l√°ser) particip√≥ en las protestas contra el env√≠¬≠o de tropas australianas a Vietnam.

A principios de los a√Īos 70; viaj√≥ a una de las zonas m√°s remotas de su pa√≠¬≠s para luchar por el derecho a la tierra de los abor√≠¬≠genes. Una vez logrado el cometido, se convirti√≥ en guardabosques hasta que un accidente lo dej√≥ cojo de por vida.

As√≠¬≠, con 35 a√Īos de edad, viaj√≥ a Sydney para estudiar medicina y titularse a los 40.

Ayudar a personas a tomar la √ļltima decisi√≥n de sus vidas ha creado fuertes v√≠¬≠nculos emocionales entre Nitschke y sus pacientes. Pero para √©l relacionarse con gente que pronto morir√° no es una situaci√≥n ni l√ļgubre ni triste.

“Mi relaci√≥n puede ser muy cercana y no es agradable saber que esas personas van a morir. Sin embargo, existe cierto consuelo, cierta satisfacci√≥n en ayudarlos a tomar decisiones pr√°cticas”, se√Īala.

“No hay nada m√°s deprimente que relacionarse con alguien que pierde la oportunidad de decidir por s√≠¬≠ mismo, que de pronto se encuentra hospitalizado y atrapado, que estar√° ah√≠¬≠ mientras se le den los medicamentos para mantenerlo con vida sin que pueda opinar al respecto.

“Agradezco estar involucrado en lo que creo que es la lucha social m√°s vanguardista en la √ļltima d√©cada o siglo. Es mucho mejor que recetar penicilina”, sentencia.

Ma√Īana: S√≥lo les queda M√©xico

Trackback URL

5 thoughts on “Instrucciones para el Buen Morir”

  1. Arriba la Cahuamanta dice:

    Que grosero me voy a leer, pero me dio hueva terminar de leer todo el articulo, y no por que no este interesante, sino por que con el antecedente de que Betty fue enfermera y maestra de enfermer√≠¬≠a me demuestra que a pesar de que el miedo a lo desconocido es un factor presente en la mayor√≠¬≠a de los seres humanos, el miedo a lo conocido tambi√©n tiene su peso y, bueno, en concreto Betty tuvo toda una vida para ejercer y realizarse, es una persona acad√©mica que prefiere morir a sufrir con una enfermedad que la matar√° lentamente que al final no importa si tuvo fe, si tuvo entereza, si tuvo apoyo moral, acabara con ella. Creo que nadie aprende a nacer, es puro instinto, pero si deber√≠¬≠amos aprender a identificar cuando no es necesario luchar mas una batalla perdida…

  2. PITUFO dice:

    el diego anda muy “suicidal tendency” hoy, busca ayuda, habla con quien m√°s confianza tu tengas, valorate.

  3. Alex dice:

    PITUFO, s√≥lo te falt√≥ agregar: “Y ojo, mucho ojo”…

    Pero es verdad hasta cierto punto lo que se comenta en el artí­culo, porque en lo particular si estarí­a enferma de algo terminal, o en estado vegetativo, me gustarí­a mejor morir que estar sufriendo o complicarle la vida a mis seres queridos con estarme cuidando, porque no sólo estarí­a sufriendo yo, sino que también ellos al verme así­, eso con independencia de que también se estarí­a acabando con su propio vida por el desgaste fí­sico que esto presenta.

    Pero eso de dar ideas a otras personas de cómo acabar con su vida me parece algo cruel, eso sí­ que no lo harí­a yo, porque se me hace triste convivir con alguien que sé morirá en poco tiempo y pensar que por otro lado, hay personas que muy a pesar del dolor que les puede causar una enfermedad, lo aguantan por amor a sus seres, pero en fin, hay de todo en el mundo.

  4. PITUFO dice:

    eso alex, lo malo es q la persona q queda en coma o estado vegetal o parazada por un stroke o embolia pues no puede auto ayudarse y el sufrimiento es peor.
    mejor vivamos y disfrutemos nuestra vida mientras estemos vivos,despues solo veremos gasparines y elfos.

  5. Luzbel_TIJ dice:

    JEJEJE Gasparines y elfos. Pues hay quienes en vida los ven Pitufo, y creo que una vez difunto a lo mejor ni vas a ver eso.

    Lo que comenta Alex es muy cierto, nua persona que queda con algun problema asi de fuerte como los que comentaba Pitufo, esta consciente de que aparte del sufrimiento o dolor que padece, la familia siente lo mismo. Mta ya me abuite de nuevo.

    Alra!!

    P.D: Nada

Deja un comentario

  • Sitios de Interes

  • Archivo